Monday, 16 September 2019

.

Equipos CIP

<ATRAS

  

En la actualidad, la limpieza de las plantas pasó a ser un proceso equivalente a la elaboración de los productos por la importancia que tiene en la calidad de los productos.

Estos procesos fueron cambiando
en el tiempo pasando desde procesos manuales, semiautomáticos con control de temperatura hasta procesos completamente automáticos siendo éstos los más confiables para garantizar la calidad del lavado.

Los procesos CIP (clean in place) desarrollados en forma automático garantizan la concentración de las soluciones con la utilización de sensores adecuados, así como la temperatura y también un punto importante que es el tiempo de recirculación en las condiciones óptimas, por otro lado el lavado pasa
a ser independiente del operario ya que el equipo también controla los tiempos de retorno para evitar que
se diluyan en la menor proporción posible las soluciones.

Definitivamente, el equipo CIP termina siendo un equipo rentable ya que economiza las soluciones de lavado.

Los equipos CIP pueden estar configurados con distintos tipos de válvulas, siendo las básicas válvulas tipo mariposas por su escasa seguridad, luego pueden utilizarse válvulas tipo pistón simple efecto y como más seguras las válvulas pistón asiento doble o mixproof, lo mismo pasa con los equipos para calentar las soluciones, donde pueden utilizarse serpentinas internas en los tanques o equipos más eficientes como ser calentadores tubulares o de placa.

En toda instalación, se debe tener en cuenta que la seguridad en las válvulas de planta son tan importantes como las válvulas del CIP propiamente dicho.